Alianza Empresarial para el Desarrollo - AED

Banco Nacional de Costa Rica

Sector de Banca y Finanzas / Sector de San José

En el contexto de la I Guerra Mundial y con la finalidad de hacer frente a la adversa situación económica que se veía venir, el presidente Alfredo González Flores (1914-1917), solicitó al Congreso facultades extraordinarias para legislar en asuntos económicos, financieros y de orden público. Así, fue aprobado un decreto el 18 de setiembre de 1914, en el que el Poder Legislativo atribuyó al Ejecutivo dictar cualquier disposición económica, financiera o de policía que las circunstancias (de guerra) exigieran. La intención era paliar posibles crisis en las instituciones de crédito, el comercio y la agricultura. Es así como, en medio de un ambiente tenso se acuerda, por decreto ejecutivo crear el primer banco estatal del país, originando el sistema de banca mixta, pues por entonces los bancos existentes eran privados (Banco de Costa Rica, Banco Comercial, Banco Mercantil y Banco Anglo). El entonces presidente Alfredo Gonzáles Flores propuso establecer una unificación bancaria, pues por la crisis hubo una desconfianza por parte de los acreedores hacia los entes financieros. No todos los miembros de los Bancos privados estuvieron de acuerdo con la propuesta, por lo que el proyecto no fructificó. Finalmente el presidente González Flores hace un nuevo planteamiento en la misma línea: crear una banco emisor, bajo el nombre Banco Internacional de Costa Rica, que sería administrado por particulares con la vigilancia del Estado y estaría facultado para hacer una emisión fiduciaria de hasta ₡ 3.000.000 que se destinarían la mitad para un préstamo al Gobierno y la otra mitad para brindar crédito agrícola. El Banco Internacional fue un banco emisor y comercial desde un inicio e hipotecario a partir de 1916. La primera emisión de billetes del Banco Internacional fue el 3 de noviembre de 1914 por un monto de ₡ 1.000.000, la segunda emisión fue el 10 de diciembre de 1914 por un monto de ₡ 1.100.000, la tercera se hizo por un monto de ₡250.000 también en diciembre de 1914 y la cuarta emisión fue el 19 de enero de 1915 por un monto de ₡1.650.000.44 Con la última emisión se completaron los 4.000.000 de colones estipulados por el decreto de fundación. Mientras el golpe de Estado se pensaba y avecinaba, el Banco Internacional continuaba con su organización. Dos fueron los proyectos más importantes antes de 1917: el establecimiento de las Juntas o Cajas de Crédito Agrícola y la organización de la sección hipotecaria del Banco. El proyecto de Juntas o Cajas fue impulsado para apoyar a agricultores pequeños, que se encontraban atados a las “condiciones injustas de los bancos privados”. El Banco Internacional buscó brindarles créditos a plazos adecuados para que cumplieran su función agrícola estimulando la producción nacional, principalmente de subsistencia pero también la comercial. La Sección Hipotecaria nació tras el Decreto Nº 16 del 16 de junio de 1916 y su función sería emitir obligaciones o bonos hipotecarios, con el propósito de facilitar préstamos a largo plazo para la cancelación de hipotecas a particulares y desarrollo de fincas. Recorrer la historia del Banco Nacional de Costa Rica es recorrer la vida económica de nuestro país en más de 100 años. En el presente, el Banco Nacional es la institución financiera más grande del país, a la vanguardia de transacciones en canales electrónicos y con una red de oficinas ubicadas en todo el territorio nacional. Su posición de liderazgo es el resultado de su tradición, su prestigio y la forma en la que el Banco ha gestionado su negocio de forma responsable, regionalizando la banca para impulsar el desarrollo nacional, regional y local en ámbitos como la agricultura, la ganadería, la industria, los servicios y el comercio; democratizando el crédito a todos los costarricenses y promoviendo la accesibilidad de los servicios bancarios por más de un siglo. Su vertiginosa evolución ha impulsado la economía nacional, contribuyendo a la evolución productiva costarricense, dando un especial apoyo a la micro, pequeña y mediana empresa. Por último, es importante rescatar la contribución del Banco Nacional en el desarrollo cooperativo costarricense, el impulso al sector vivienda y su aporte en la emisión y circulación monetaria, así como su participación en el proceso de conformación y consolidación de la banca central en Costa Rica en la década de los 50´s; pero sobre todo el carácter social que dio inicio a su origen y como en poco más de una centena de años sigue su camino con paso firme y sólido trabajando en función de brindar oportunidades para mejorar la calidad de vida de los habitantes en Costa Rica.

Descripción de la empresa

El Banco Nacional de Costa Rica (BNCR) es una institución financiera autónoma del Estado, con personería jurídica e independencia administrativa. Fue creado por decreto ejecutivo n°16 del 9 de octubre de 1914, durante el gobierno de Alfredo González, el entonces presidente de La República y el fundador del BNCR. Se encuentra sujeto a la Ley en materia de gobierno, de acuerdo con los artículos 188 y 189 de la Constitución Política. Su quehacer jurídico y material como banco comercial es definido por la Ley Orgánica del Sistema Bancario Nacional N° 1644 del 26 de Setiembre de 1953.

En sus inicios, se llamó Banco Internacional de Costa Rica y fue el primer banco de carácter estatal en el país. El propósito básico de su creación fue impulsar el desarrollo socioeconómico de Costa Rica, como medida para enfrentar la crisis económica que vivía el país, a consecuencia de los conflictos bélicos mundiales; por ello nació como una respuesta a las graves consecuencias económicas y sociales suscitadas en la coyuntura de la I Guerra Mundial. Es a partir de entonces que se comienza a escribir la historia de una de las instituciones bancarias más importantes del país.

Su creación originó el sistema de banca mixta en Costa Rica, ya que en esa época solo existían bancos privados. Por un decreto de ley, el banco cambió su nombre en 1936 a Banco Nacional de Costa Rica y desde entonces se ha consolidado como un verdadero banco de desarrollo, con una proyección trascendente en la vida económica, social y financiera del país.

En el 2016, la Junta Directiva General impulsó la creación de un modelo de sostenibilidad con los estándares más altos de calidad, y con el firme propósito de que todas las actividades del Banco se desarrollen siguiendo una guía de gestión sostenible, que fomente la competitividad de la institución, resguarde el medio ambiente y considere las necesidades de los públicos con los que se relaciona el Banco.

Desde sus orígenes, el BNCR ha tenido en su ADN los principios básicos de la sostenibilidad, como la inclusión y la accesibilidad financiera a sectores más desprotegidos de la sociedad costarricense; siendo ejemplo de ello el proyecto de las Juntas Rurales de Crédito, con el cual se procuró responder al problema del acceso al crédito del sector agrícola. Desde entonces a la fecha, el Banco Nacional suma más de 100 años de brindar servicios financieros de manera ininterrumpida y sigue destacándose por su aporte al crecimiento del país.

Actualmente posee una red de más de 170 oficinas y más de 400 cajeros automáticos ubicados en todo el país. Aproximadamente 6.000 colaboradores conforman la familia BN y sobre ellos se deposita la confianza de los 1.995.428 millones de clientes. Esa confianza se ha ganado de generación en generación, a través de los años, gracias a una trayectoria sólida y a una gestión transparente, cuyo fin primordial es el beneficio de todos nuestros públicos de interés. Con el paso de los años, todos los costarricenses se han visto beneficiados con el accionar del Banco Nacional, de una forma u otra.

El Banco Nacional ocupa un lugar protagónico en el sector financiero en Costa Rica, acentuándose cualidades como su solidez, su contribución al desarrollo del país, la transparencia y la rentabilidad en su gestión. Como institución financiera, líder en una amplia gama de productos y servicios, ofrece diversas líneas de créditos para vivienda, vehículo, empresarial, personal, Pymes, educación, salud, entre otros; una plataforma electrónica robusta con servicios seguros y ágiles en aplicaciones transaccionales web como Internet Banking, BN Móvil y SINPE Móvil; una amplia red de cajeros automáticos y oficinas comerciales; más de 3 000   establecimientos afiliados al sistema BN Servicios, los cuales funcionan como extensiones del BNCR en todo el país; servicios bursátiles; fondos de pensiones y de inversión, así como una correduría de seguros, a través de sus subsidiarias BN Valores, BN Vital, BN Fondos de Inversión y BN Seguros.

El Banco Nacional tiene fuertemente arraigado su papel para contribuir con el progreso del país, se trabaja para ofrecer un Banco rentable que promueva la generación de riqueza de manera sostenible. Más allá de acciones, el modelo de negocios que se impulsa en el Banco, es la declaración de un compromiso serio con el desarrollo del país, donde la labor de la institución es la mejor evidencia del propósito de transformar positivamente a la sociedad costarricense.

Contacto

  • Margarita Murillo Vargas
  • E-mail: mmurillo@bncr.fi.cr
  • Teléfono: 2523-6562
  • Dirección:
    Dirección de Responsabilidad Social del Banco Nacional Edificio CIAMESA, Rotonda Juan Pablo II, detrás del Instituto Costarricense de Turismo, contiguo a Recauchadora Gigante San José.